Servicio disponible en horario laboral
Lunes a Viernes de 9:30 a 20:00 h. y Sábados de 9:30 a 14:00 h.

Preguntas Frecuentes

¿Qué puede causar complicaciones asociadas a las lentes de contacto?

Entre las causas más frecuentes figuran las siguientes:  
 

  • No realizar la limpieza diaria o hacerla de una manera incorrecta, saltándose alguno de los pasos o utilizando líquidos no apropiados (preparados caseros o incluso agua del grifo). Las lentes de contacto, una vez utilizadas, deben limpiarse antes de guardarlas en el estuche. Es importante mantener limpio el estuche donde se guardan las lentes, así como cambiarlo frecuentemente.  
     

  • Llevar puestas las lentes más horas de las recomendadas para ese usuario concreto, según las características de sus ojos y del tipo de lente de contacto.  
     
     

  • Que las lentes no hayan sido perfectamente adaptadas por el profesional.  
     
    El producto utilizado para la limpieza de las lentes  puede producir irritación e intolerancia. En ese caso, deberá usar en su lugar un líquido sin conservantes, especial para ojos sensibles.  

 

  • La lente de contacto puede estar rota o en mal estado, debido a una mala manipulación por parte del usuario o por envejecimiento del material.  
     
     Normalmente será necesario reponer la lente de contacto y, en los casos en los que la causa sea un fallo en la manipulación, es importante averiguar qué error ha cometido el usuario para evitar que le vuelva a ocurrir. 

  •  

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.